En un momento en que ya se venden más portátiles que sobremesa, con el mercado retail tirando de este crecimiento, y cuando se esperan alcanzar los 3 millones de portátiles vendidos a final de año, Toshiba, sin renunciar a su “posición de valor” ha presentado seis nuevos modelos en los que se ha cuidado especialmente el diseño y la facilidad de uso.

La nueva gama retail estará compuesta por los nuevos Satellite A200 equipados con pantallas de 15,4 pulgadas; los P200, con pantallas de 17,1 pulgadas; y un nuevo modelo de la familia Qosmio. Todos los modelos comparten algunas características técnicas, como la brillante carcasa de onix azul, y la tecnología de conexión inalámbrica 802.11 bajo los estándares a, b, g y n.

Sin embargo, algunas capacidades son propias de cada modelo, como el teclado numérico independiente del P200, el peso de 2,7 kilogramos o las baterías de carga rápida del A200, o la inclusión de una unidad de HD-DVD en la gama más alta de la serie Qosmio.

Otras novedades en estas máquinas son la inclusión de una cámara de 1,3 megapíxeles en los modelos Satellite, o las nuevas herramientas que facilitan al usuario su relación con la máquina, que se integran en todos los modelos de Toshiba. En todos los modelos se ha potenciado el rendimiento multimedia, y se incluyen pantallas panorámicas de alta definición. En el caso del A200 cuenta con una pantalla panorámica de 15,4 pulgadas WXGA con una resolución de 1.280 x 800, mientras que el resto de los modelos pueden presumir de pantallas WXGA y WUXGA de 17 pulgadas con resoluciones respectivas de 1.440 x 900 y 1.920 x 1.200, si nos referimos a los Satellite P200 y al Qosmio.