Con esta cuatro familias, la empresa pretende cubrir las demandas de este tipo de soluciones dentro de las empresas. Esta entrada de Toshiba en el mercado español coincide con unas buenas previsiones de mercado, que auguran un crecimiento del sector de en torno al 15% para los próximos cuatrimestres.

Dentro de esta gama de cuatro familias de Toshiba se encuentra el servidor Magnia 510D, designado para los pequeños grupos de trabajo que necesiten un servidor de aplicaciones de archivo, de impresión o de correo electrónico. El servidor viene equipado con procesadores Pentium a 733 y 866 megaherzios, con capacidad para albergar dos procesadores. Especialmente diseñado para grupos de trabajo que precisen trabajar con aplicaciones ofimáticas no críticas o bases de datos está el modelo Magnia 3100. Por su parte, Magnia 5100 es un servidor diseñado para manejar grandes bases de datos, con procesadores Pentium III Xeon de 550 megaherzios. El último y más potente de los modelos, Magnia 7100, está concebido para las empresas que precisen más de un servidor capaz de trabajar con aplicaciones críticas de empresa. El servidor va equipado hasta con cuatro procesadores Pentium III Xeon de 700 megaherzios y 2 MB de memoria caché.

Estas cuatro familias de servidores pueden incorporar fuentes de alimentación y ventiladores redundantes y discos duros intercambiables en caliente. También pueden incorporar tarjetas de red redundante y WOL, RAM con código de corrección de errores y fuentes de alimentación con conexiones independientes. Además, todos los servidores de la gama Magnia van equipados con un guiado de instalación (Server Setup Tool) y con la solución de Intel LANDesk Server Management (LDSM), de gestión de sistema.

Tel: 902 122 121

www.toshiba.es