La plataforma todoscontraelcanon.es ha presentado una denuncia ante la Comisión Europea por lo que considera un incumplimiento del derecho comunitario. La entidad denuncia que la nueva Ley de Propiedad Intelectual establece que un producto digital idóneo para reproducir copias privadas es siempre utilizado para esto y por tanto ha de estar siempre gravado con el canon. Sin embargo, la Directiva europea 2001/29/CE establece que el uso de obras ha de ser el hecho impositivo y no la compra-venta o distribución de tecnología.

Para Todoscontraelcanon.es, el canon digital supone un gran impacto económico en el mercado de la UE, pues representa en números más del 60 por ciento del precio de los DVD, y para los reproductores iPod de 30 GB puede suponer un coste añadido de 90,6 euros, frente a los 2,56 o 9,87 que se paga en Alemania o Italia, según un informe del Centro de estudios español “Enter”.

Para la asociación, se vulneran los principios de la Ley española de Defensa de la Competencia, y en especial, los artículos 85 y 86 del Tratado de la CE, y 65 y 66 del Tratado de la CECA, sobre acuerdos restrictivos de la competencia y los abusos de posición dominante. Así, en el caso que plantea la nueva Ley de Propiedad Intelectual española, dos o más entidades de gestión de derechos de autor están sacando provecho en común de un adelanto tecnológico, en este caso, con el agravante de que cuentan con el beneplácito de una Ley.