Desde hace unos meses Sony y LG mantienen una lucha judicial por un caso de patentes referentes al dispositivo óptico Blu-ray, siendo LG la demandante original y la que con mayor brevedad está realizando los procedimientos judiciales.

El primer resultado de este enfrentamiento es la paralización y encautación en aduanas de cualquier consola Playstation 3 durante unos días, con opción de extenderse de forma indefinida, en base a la sentencia dictada por el tribunal de La Haya, que actualmente falla a favor de la compañia surcoreana LG.

LG también presentó esta misma demanda para el territorio Estadounidense. Actualmente no se ha declarado, algo que Sony, a través de uno de sus representantes, si ha realizado mediante las siguientes palabras: "Estamos evaluando esta cuestión en estos momentos y no podemos hacer comentarios ahora mismo."

Por ahora, y continuando con la declaración ofrecida por Sony, no sabemos hasta que punto podrá afectar esto a Sony, que envia 100.000 consolas semanales a nuestro continente, aunque algunas voces ya indican que, de seguir este veto, las tiendas europeas quedarían sin stock rápidamente.

sony ps3 slim