El cambio en la estrategia de negocio de Tivoli se centra en las necesidades de las empresas para que puedan gestionar la infraestructura tecnológica pero basándose en prioridades de negocio y centrándose en cuestiones críticas de negocio. Por ello, "los usuarios quieren que, con una inversión, se produzca lo antes posible un retorno de la inversión", ha explicado José Ribeiro-Duarte, director de ventas de la región sur de Europa de Tivoli Almacenamiento". Esta estrategia se traduce en disponer de una visión global del entorno del cliente, aportando soluciones definitivas como por ejemplo podría ser el caso de anticiparse en caso de caída de los servidores. "No se trata de inteligencia artificial, como hacen parte de nuestra competencia", ha dicho Ribeiro, "sino de conocer de antemano por dónde puede caerse para evitarlo".

Respecto a los productos, Ribeiro ha comentado que "nos orientamos a las necesidades del cliente, con un catálogo de productos más eficiente y con un sistema de licenciamiento más fiable". Asimismo, Tivoli ha querido independizar los procesos informativos y se establecen cuatro grandes áreas de productos: Configuración y operaciones, rendimiento y disponibilidad, seguridad y almacenamiento. En cada grupo se integran los nuevos productos, unidos todos ellos por un núcleo de servicios.

Las soluciones de Tivoli son flexibles e integrables unas con otras, en respuesta a las necesidades de los usuarios, que no tienen problemas en las cuatro áreas en todo momento.

www.tivoli.com