Redes

Timbuktu Pro 2000

Aplicación de control remoto

para entornos Windows y Macintosh

Número: 171, Diciembre de 2000

Sección: Primer Contacto Página: 134

Daniel Ávila Rubio

[email protected]

Timbuktu Pro 2000

estrella.gif (192 bytes)estrella.gif (192 bytes)estrella.gif (192 bytes)

FABRICANTE: Netopia

DISTRIBUIDOR: Dalt Computer

Tel.: 93 7517161 www.netopia.com

IDIOMA: inglés

PVP: 57.884 PTA

( 347,89 euros)

Ver captura de pantalla (Tamaño: 30Kb)

Con el auge de Internet y de las redes corporativas se hace cada vez más necesario el uso de herramientas de acceso remoto para controlar los equipos. Timbuktu es una herramienta de control remoto que permite conectarse a otros ordenadores usando el protocolo TCP/IP o una conexión directa mediante módem. Soporta acceso mediante llamadas telefónicas, así como en redes locales, conexión ADSL, o cable.

Como anécdota, el curioso nombre de Timbuktu (pronunciado "TOMBOUCTOU") proviene de una ciudad del país africano Malí.

Aunque tiene muchas opciones de configuración que a priori pueden parecer complicadas, el sencillo sistema de menús nos permite comenzar a trabajar desde el primer momento sin contratiempos.

En el paquete encontramos la versión para Windows (98, 2000 y NT 4), así como la versión para Macintosh en un CD-ROM independiente. Los manuales están escritos en inglés, así como la información en su página web (www.netopia.com). Se echa de menos una versión para UNIX, o al menos un cliente para este sistema (en cualquiera de sus variantes) para poder dar una mayor flexibilidad, como encontramos en otros productos como VNC de AT&T (www.uk.research.att.com/vnc/).

En cuanto a sus opciones, encontramos que es muy completo, permitiendo realizar estas acciones: control remoto, observación remota, transferencia de archivos, avisos, chat, e intercom (comunicación por voz). La característica intercom sólo está disponible para las conexiones mediante TCP/IP y no para la comunicación mediante módem.

En cuanto al rendimiento en situaciones reales de control remoto, se comporta muy estable una vez realizada la comunicación, tardando bastante tiempo en comenzar ésta (4 segundos en una red local de 100 Mb/s). El manejo es aceptablemente rápido, dando una sensación de control bastante real, aunque la transferencia de archivos es lenta, comparada con otros protocolos como FTP o SMB (incluso 10 veces más lenta), pero es algo que usaremos esporádicamente.

Acentos

En el apartado de transferencia de archivos nos encontramos problemas al enviar o recibir carpetas en cuyo nombre aparecieran caracteres especiales como "ñ", o acentos. Nos pusimos en contacto con el servicio técnico de la compañía, que nos comunicó que buscaría una solución, aunque a la fecha de cierre de este artículo aún no nos habían proporcionado ningún remedio.

La pega que encontramos en las utilidades de control y de observación remota, es que sólo admite un usuario simultáneo, algo de lo que la compañía Netopia es consciente e intentará corregir en nuevas versiones.

Dispone de características de seguridad avanzadas que permiten que el administrador gestione a la perfección múltiples usuarios, para lo cual disponemos de dos opciones: gestión interna o gestión mediante el sistema operativo (sólo disponible en sistemas NT o 2000). Podemos asignar tantos usuarios como queramos, cada uno con sus propios privilegios, y con su clave individual.

Otra funcionalidad, es la de blanquear la pantalla del servidor mientras lo estamos controlando, para evitar las miradas indiscretas. Dispone de un mecanismo de scroll automático que funciona de maravilla si la pantalla del servidor es mayor que la zona a visualizar en nuestra ventana.

Timbuktu soporta el protocolo de directorio LDAP, con el cual nos podemos registrar en un directorio público mediante nuestros datos personales; esto es recomendable si tenemos una dirección IP variable, o si nos desplazamos a menudo de nuestro entorno de trabajo.

Tiene un pequeño defecto al aplicar las preferencias en modo remoto, ya que sólo se actualiza cuando desconectamos y volvemos a conectar.

En general, Timbuktu es un producto bien acabado y presentado, que cumple la finalidad para la cual fue diseñado. La posibilidad de poder ejecutar tanto en modo servidor como en modo cliente en entornos