A lo largo de estos días se han desvelado las especificaciones de la nueva generación de discos SSD de estado sólido de Intel (X25-M), la cual está formada por memorias Flash de 25 nanómetros. Hasta el primer trimestre del próximo año, no está prevista su comercialización.

Internamente es conocido con el nombre en código Postville, o X25-M G2, pero a efectos prácticos se trata de la misma marca X25-M que fuese presentada en el año 2008. La principal novedad de esta tercera generación es el hecho de que esté basada en la utilización de unidades de memoria Flash de 25 nanómetros IMFT, con la que es posible duplicar la capacidad de las mismas en el mismo rango de precios.

Del mismo modo, Intel también está trabajando en unidades SSD basadas en la utilización de memorias del tipo NAND MLC de 25 nanómetros, las cuales tienen una gran posibilidad de que sean comercializadas antes de que finalice el año. La tercera generación X25-M estaría prevista para el primer trimestre del próximo año, con capacidades que van desde los 40 GB hasta los 600 GB, y en tamaños de formato de 2,5 y 1,8 pulgadas. Resulta interesante entre las especificaciones el hecho de que soporten la encriptación AES-128, pero ciertos modelos de la familia, y no todos. Otra serie de características son los 250 MB/s de lectura secuencial que aportan, así como los 100 MB/s de escritura, que en ocasiones puede convertirse en los 170 MB/s. En lo que se refiere a vida útil de los dispositivos, se ha incrementado significativamente, pasando de los actuales 7,5 -15TB de la generación actual, a los 30 – 60TB, ayudados por una potencia en modo de lectura de caché que ayuda a prevenir la pérdida de datos. www.intel.es

De cara a que los chipset de las placas base aprovechen estas velocidades, la implementación de SATA ha sido actualizada para que soporte ATA8-ACS, con lo que de manera oficial será capaz de manejar velocidades de 6 Gbps, una vez que Intel anuncie los chipsets SandyBridge de nueva generación, que lo recogen de manera nativa.

Los modelos X25-M de la gama de consumo, también vendrán acompañados de la serie X25-E, orientados al mercado profesional, mejorando más aún la longevidad de sus memorias, manejando entre 1 y 2 petabytes, antes de que las unidades fallen, lo que garantiza su despliegue en entornos de servidores o grandes unidades de almacenamiento.

www.intel.com