Era de esperar que más pronto que tarde apareciera un CD con estos cuatro personajes, tan famosos por múltiples razones. De esta manera, los niños comprendidos entre 2 y 4 años entran a familiarizarse con otra pantalla que no sea la tele, a través de la cual ya conocen a Tinki Winki, Dipsy, Laa-la y Po. Una advertencia previa se impone: si en otros CD comentados en estas páginas se recomendaba la asistencia de un adulto, en este caso es imprescindible, sobre todo con los más pequeños, a pesar de que el uso del ratón por los pequeños se argumente como una forma de coordinar la vista con la mano. Aunque, como es lógico, la navegación se reduce a mover el ratón, el cursor que aparece en pantalla en forma de estrellas parpadeantes avisa con un sonido para indicar que algo pasa y se activa la animación. Porque el juego es eso y sólo eso: una serie de escenas animadas que se desarrollan tanto en el exterior, como en la casa de estos cuatro monigotes.

Esta puesta en escena pretende que los más chicos aprendan a hablar y escuchar, a repetir frases, a reconocer formas y posiciones, a desarrollar la imaginación y la creatividad, a potenciar valores y modelos y a ser interactivos. Si los tres primeros objetivos pedagógicos son claros, los tres últimos resultan menos evidentes. Salvo por el movimiento del ratón, la posibilidad de interactividad, si por ello entendemos la posibilidad de decidir qué se quiere ver o hacer, es limitada. Las situaciones que se reproducen son lentas y repetitivas, con lo que la imaginación puede volar poco. Y en cuanto a los valores que se pretenden transmitir son de muy difícil evaluación, aunque ahí quedan las buenas intenciones. La redundancia es otra de las pegas que se pueden poner. Gracias a un molinillo, el niño tiene acceso a 11 vídeos de un programa que seguramente ya ha visto por televisión, con mejor calidad de imagen que en un ordenador.

Fabricante: BBC

Requiere: Windows 95

Idioma: español

PVP: 3.995 PTA / 24 euros

Distribuidor: Zeta Multimedia

Tel. 934 846 600

Puntuación: ***