En este acuerdo Telefónica apoyará el desarrollo de las promociones inmobiliarias y contempla la colaboración entre la operadora y la constructora durante los próximos años para incorporar una solución integral compuesto por comunicación, domótica y seguridad. Los componentes que formen parte de la casa conectada de Hercesa y el equipamiento de conectividad supondrán un sobreprecio que en ningún caso, según las dos empresas, no será superior al 0,5% del valor de la vivienda. En la primera fase, construida en Paracuellos del Jarama, el usuario podrá controlar desde el exterior de la vivienda la calefacción y el aire acondicionado mediante el móvil, controlar otros electrodomésticos así como la iluminación de las habitaciones, subir o bajar las persianas de la casa o hacer simulación de presencia en el hogar.

Para controlar todas estas acciones, el usuario disfrutará de serie con una línea telefónica desde el primer momento y con soluciones de comunicación avanzada como el ADSL inalámbrico.

www.telefonica.es