El objetivo que la compañía pretende conseguir es poner a disposición del cliente nuevos terminales a precios económicos, sin perder su número de teléfono habitual, así como recuperar parte del coste del mismo con recargas adicionales gratuitas a los largo de los meses.

Con este programa, el cliente de Movistar va a poder elegir entre varios modelos de teléfono y recuperar hasta un 50% del importe pagado en función del terminal elegido y las recargas realizadas una vez adquirido el teléfono. El único requisito necesario para acceder a este plan es tener un mínimo de un año de antigüedad en el servicio y haber realizado al menos una recarga.

Con esta iniciativa, Telefónica Móviles España amplía las posibilidades de cambio de terminal a los usuarios de prepago, ya que en mayo se creo este mismo plan para los clientes de contrato.

Para acceder a un nuevo terminal bajo estas condiciones, el usuario debe obtener un número de solicitud de renovación llamando desde el móvil al 4499 y dirigirse a cualquier distribuidor para hacer efectiva la compra.

www.tsm.es