La primera oferta consiste en regalar 120 minutos mensuales de llamadas locales gratuitas al contratar una tarifa plana ADSL, mientras que la segunda es muy parecida pero está destinada a aquellos usuarios que no tienen contratada una línea telefónica.

En cualquier caso, las dos ofertas están limitadas a un periodo temporal, puesto que las promociones se aplicarán sólo a los usuarios que las soliciten entre el 26 de enero y el 14 de febrero. La compañía, como operador dominante, tiene restringidos los servicios conjuntos y las famosas guerras de precios por parte de la CMT.

Precisamente, el organismo regulador ha rechazado las otras dos propuestas de Telefónica. La más novedosa consistía en comercializar juntos el alta en su servicio de televisión y servicios multimedia a través de ADSL (Imagenio) junto a un oferta de llamadas gratuitas. La última combinaba el alta de una línea telefónica convencional con llamadas telefónicas gratuitas locales.

Estos servicios se conocen en el momento en el que el mercado de Internet especula sobre una nueva duplicación de la velocidad del ADSL (de 512 kbps a 1 megabit) por parte de Telefónica, que algunas fuentes aseguran podría producirse antes del verano, a menos de un año de que tanto Telefónica como el resto de operadoras llevaran a cabo la anterior duplicación (de 256 a 512 kbps).