Llegamos al verano, y con él se despiertan aún más si cabe nuestros deseos de salir de casa. La playa, la montaña o cualquier otro lugar de descanso o esparcimiento no tienen que mantenernos lejos de la tecnología. En este Tema de Portada hemos querido detenernos en dispositivos de movilidad, Tablets y smartphones, que nos permitirán llevarnos con nosotros la tecnología, así como diferentes aplicaciones que nos permitirán disfrutar como si estuviéramos en casa.

En el presente número hemos querido abordar toda la remesa de dispositivos que están llegando al mercado y que están transformando la forma de interactuar con ellos. Sin duda, los grandes pioneros en el mundo del Tablet han sido los ordenadores y portátiles, los cuales desarrollasen hace más de una década la forma de manejar los equipos mediante un lápiz señalador o puntero. Ahí comenzó a fraguarse lo que hoy en día denominados Tablet PC, aunque desde la aparición de los primeros modelos, hasta los actuales, la evolución haya sido espectacular. A lo largo de estos años, hemos visto como se ha pasado de integrar pantallas resistivas, mucho más económicas, a pantallas con la nueva tecnología capacitivas, que disponen de un sensor con capacitancia que miden la diferencia de presión al ser pulsadas con los dedos, de manera que permiten desplegar nuevas capacidades multitáctiles. De hecho, estas han de ser manejadas con los dedos o un objeto que disponga de capacitancia, no siendo aptas para los típicos lápices. La principal característica es que pueden detectar pulsaciones simultáneas o multigestos, lo que ofrece diferentes formas de poder interactuar con ellas, incrementando su capacidad para ser controladas. Las pulsaciones no requieres de presión, ya que basta con deslizar el dedo para controlar el dispositivo.

En este sentido, los fabricantes de teléfonos smartphone son los que han sabido implementar de una manera eficiente, los grandes dotes de dichas tecnologías, en base también a que han sido los dispositivos que mayor cuota de mercado han experimentado en los últimos años. Así, los modelos actuales llevan la delantera frente a los ordenadores o portátiles, que parecen haberse anclado sobremanera en la dependencia de los sistemas operativos de toda la vida. A pesar de que con Windows 7 se han avanzado muchos aspectos hacia lo que debe suponer un portátil o dispositivo Tablet PC que permita su manejo a través de la pantalla táctil, mucho tienen que aprender de los actuales smartphone, y especialmente de la aportación llevada a cabo por Apple en lo que a uso táctil de dispositivos se refiere.

En las siguientes páginas, hemos incluido cuatro equipos Tablet PC con pantalla táctil, todos ellos basados en diferentes sistemas operativos, lo que sin duda, puede suponer un despegue del uso de estos dispositivos. La variedad en todos los campos siempre ha permitido que se lleven a cabo nuevos desarrollos y los avances se aceleren por el hecho de ofrecer el mejor producto posible.

Así pues, evaluamos de cada uno de ellos, no sólo las especificaciones a nivel físico y de diseño, sino que también la forma de interactuar con el sistema operativo, y lo útil que puede resultar para los diferentes mercados de ocio, uso diario, o profesional. En el caso de Apple, vemos que lleva la delantera frente al resto en lo que al despliegue de contenidos y aplicaciones realiza basándose en su tienda iTunes, pero habrá que ver si consigue liderar el mercado de movilidad en solitario, o bien, le salen fuertes competidores como Google con su sistema operativo Android, que ya ha anunciado, al igual que Canonical con Ubuntu, que están desarrollando su versión para dispositivos Tablet PC.

El futuro, sin duda, es francamente prometedor, dado que Google también apuesta cada vez más por un sistema operativo robusto que pueda ser desplegado en diferentes dispositivos o terminales, y para el que está potenciando fuertemente el control de comandos mediante voz, véanse las nuevas posibilidades que permite actualmente su versión Android 2.2 OS, conocido como Froyo.

Hanvon B10

El sistema planteado por Hanvon como solución para el mercado de Tablet PC parece ser el que más se aproxima al estereotipo de equipos que venimos viendo de dispositivo funcional, ergonómico, ligero, con gran autonomía, y a su vez, con sistema operativo Windows 7, faceta que lo convierte en una interesante elección a nivel profesional si lo que queremos es correr aplicaciones determinadas o desarrolladas para mercados verticales. La carcasa que recubre la pantalla es de plástico duro, recubierta con materiales de fibra de carbono, lo que hace que sea un dispositivo extremadamente ligero para sujetar con una mano mientras se maneja con la otra (988 gramos frente a los 680 gramos del iPad).

Dicho esto, se basa en sistema operativo Windows 7 Home Premium, y lleva procesador Intel Celeron 743 de 1,3 GHz y de la familia ULV (Ultra Low Voltage) para garantizar una gran autonomía. La pantalla del modelo B10 es LED capacitiva de 10,1 pulgadas, del mismo tipo que la del iPad, con resolución de 1.024 x 600 píxeles, y cuenta de forma adicional con una salida de tipo mini HDMI para conectar pantallas planas externas de gran formato. Para confirmar que se trata del equipo con una configuración más avanzada de los que comentamos en el reportaje basta añadir que su disco duro de 2,5 pulgadas es de 250 GB de capacidad, el cual va acompañado de 2 GB de memoria RAM DDR2. El planteamiento del equipo está muy bien pensado, con cámara web frontal para poder desplegar aplicaciones de videoconferencia, dial para controlar el volumen en todo momento, botón dedicado para desactivar la conectividad inalámbrica cuando no sea utilizada, cinco botones dedicados en uno de sus laterales, para que el usuario pueda definir accesos directos a determinadas funciones, lector de tarjetas y puertos USB para volcar información procedente de otro soporte, así como las conexiones de audio dedicadas. Por último, cinco indicadores LED ubicados en el marco del Tablet permiten ver rápidamente el estado del mismo.

Como cualquier equipo Tablet PC basado en Windows, viene precargado con el paquete de seis aplicaciones Microsoft Touch Pack para Windows 7, lo que permite disfrutar de las posibilidades de Surface Globe, College para interactuar con las fotos, o Lagoon como salvapantallas interactivo. Dichas aplicaciones, junto con nuestro conjunto de pruebas PC WorldBenchmark nos permitieron recoger la experiencia de uso con el dispositivo. Además de que su pantalla es multitáctil, cabe destacar el que disponga de touchpad para controlar el puntero, algo que permite obtener una mayor precisión frente al uso del dedo para cerrar ventanas o pulsar sobre opciones de Windows 7 que no acaban de estar bien adaptadas a los tamaños naturales para manejarse con los dedos de la mano.

Durante el período de pruebas que lo tuvimos en nuestro poder, comprobamos que el dispositivo no se calienta en exceso, como nos pasó con el modelo iFreeTablet SIeSTA. En su contra, cabe mencionar que el sistema de refrigeración activo implementado emite un zumbido constante que resulta en ocasiones algo desagradable cuando nos encontramos en un entorno silencioso, como pueda ser la habitación de un hotel. A nivel de batería, simulando las mismas pruebas de reproducción de vídeo de YouTube, manejados por medio de la conectividad inalámbrica del dispositivo, conseguimos alargar su autonomía hasta las 2 horas y 23 minutos