Estas nuevas tarjetas ofrecen una rápida transferencia de datos, sobre todo en entornos multimedia en los sistemas de telefonía móvil. Así, los usuarios pueden transferir de forma rápida diferentes contenidos multimedia, desde sus teléfonos a otros dispositivos móviles. Además, al incorporar las capacidades de 1 GB y 2 GB, el aumento de capacidad de almacenamiento en estos dispositivos es considerable, teniendo en cuenta que generalmente su espacio resulta muy ajustado. Además, sus velocidades de lectura y escritura alcanzan los 10 y 9 megabytes por segundo, respectivamente.

Estas tarjetas ofrece tecnología TrustedFlash, lo que permite descargar y almacenar directamente contenidos de pago (vídeos, música, tonos, imágenes…) para después reproducirlos en otros dispositivos compatibles con la tecnología. Esta tecnología, permite a los operadores ofrecer estos contenidos y protegerlos, mientras el usuario puede hacer un uso más extensivo de los mismos.