Asus ha lanzado sus nuevas tarjetas gráficas ENGTX460, que utilizan una GPU nVidia GeForce GTX460, con 768 MB de memoria GDDR5.

La nueva gama viene repleta de mejoras que aumentan su rendimiento y durabilidad, como el nuevo diseño térmico DirectCU, la tecnología de aceleración Voltage Tweak y las aplicaciones de seguridad GPU Guard, aislamiento EMI y protección contra sobrevoltajes Fuse Protection.

La tecnología DirectCU se basa en la utilización de unos conductos disipadores de cobre de especial resistencia que se instalan en contacto directo con la GPU y permiten mejorar la disipación de temperatura un 20%, lo que permite conseguir un mayor rendimiento y una tolerancia superior al overclocking.

La función GPU Guard combina un doble circuito impreso con el sistema de disipación, consiguiendo una fiabilidad mucho mayor y una vida útil mucho más prolongada de las tarjetas gráficas.

Mediante la utilidad específica Voltage Tweak, se pueden aprovechar estas características para mejorar la velocidad de los relojes de núcleo y memoria en un 50% ajustando los voltajes de la GPU, la memoria de vídeo y el circuito impreso.

La serie Asus ENGTX460 dispone de soporte nativo DirectX 11 a 2.560 x 1.600 y resoluciones superiores que permite disfrutar de juegos en Full HD, y con la tecnología tridimensional 3D Vision Surround.

El primer modelo de esta gama es la Asus ENGTX460 DirectCU TOP/2DI/768MD5, que tiene un precio de 208,95 €. Durante el verano se incorporarán nuevas tarjetas.