Basada en los últimos procesadores de memoria flash de Toshiba, esta tarjeta ofrece una velocidad de escritura de hasta 40x, es decir, hasta 6MB por segundo. Gracias a la tecnología utilizada en la memoria flash, que almacena sólo 1 bit por celda, las operaciones de lectura y escritura son más rápidas.

Con las tarjetas CompactFlash de alta velocidad los usuarios que necesitan realizar fotografías de forma continua obtendrán una mejora en el funcionamiento y aumentarán las prestaciones de su cámara en un 30%, en comparación con las tarjetas CompactFlash estándar.

La gama CompactFlash a 40x está disponible en 256 MB, 512 MB y 1 GB. Los precios son de 104 euros la de 256 MB, 199 euros la de 512 MB y 399 euros la de 1GB.

www.pny-europe.com