Muchos de los tablets van asociados a tarifas de datos de los operadores móviles. De hecho, algunos creen que estas tarifas son incluso más complicadas que las de los móviles, por lo que recomiendan leer y entender estos planes, para no llevarse sorpresa con la factura. Cabe señalar que las aplicaciones de los tablets suelen consumir más datos que las de los móviles. Basta un ejemplo: pocos usuarios ven un video en su smartphone, pero muchos lo harían en un tablet.

Muchos usuarios se decantan por las tarifas mínimas a la hora de empezar a utilizar un tablet. Sin embargo, poco tiempo después se dan cuenta de que enseguida consumen el paquete de datos contratado por lo que, a partir de ese momento, la velocidad de conexión cae en picado, mermando la experiencia de usuario. Además, muchos usuarios pueden no saber cómo pasar fácilmente de una conexión celular a una WiFi, con el tablet gestion tarifas datosconsiguiente ahorro de costes (y aumento de los riesgos de seguridad).

Las consultoras, como Gartner, recomiendan a las empresas instalar y utilizar herramientas de gestión que puedan ayudar a su departamento de sistemas a gestionar mejor los costes asociados al uso de tablets y móviles. Algunos de estos productos permiten enviar las facturas a los supervisors, de manera que puedan ver los costes y comentarlos con los usuarios.

Según Deloitte, este año más del 50 por ciento de los dispositivos móviles vendidos en todo el mundo serán smartphones, tablets y producto no relacionados con ordenadores. Más del 25 por ciento de los tablets vendidos serán comprados por empresas.