Kyat-Syseca, filial española de la compañía francesa Syseca perteneciente al Grupo Thomson CSF, ha cambiado su nombre para pasar a denominarse Syseca, como la empresa matriz, siguiendo la política de la compañía de homogeneizar el nombre de sus filiales. Dentro de esa política de la empresa, figura, además, el objetivo de utilizar la filial española como puente para la expansión de la compañía en el mercado Latinoamericano dirigiendo su actividad a los sectores de las telecomunicaciones, sector público, transportes y energía. Esta expansión, podría conllevar, incluso a la apertura de filiales en países de Latinoamérica.

Dentro de esta política de expansión de Syseca, Thomson CSF tiene previsto adquirir empresas españolas para aumentar el tamaño de Syseca España. Ese plan se llevará a cabo en los países en los que Syseca tiene filiales, es decir, en Alemania, Reino Unido, Italia, Bélgica y Federación Rusa. La compañía, dedicada, entre otras actividades, a los servicios de Tecnologías de la Información, ha hecho públicos, además, los resultados económicos obtenidos el pasado año. Así, ha anunciado que la facturación correspondiente a 1995 registró un incremento del 17 por ciento, alcanzando la cifra de 2.400 millones de pesetas y de 3.000 millones de pesetas en cuanto a volumen de pedidos. La plantilla de Syseca también ha ido creciendo, ya que el número de empleados ha pasado de 320 a 385 en 1995.