La filial española de Sun Microsystems registró unas ventas de 6.300 millones de pesetas durante su ejercicio fiscal 95, cerrado el pasado 30 de junio. De esta cifra, 1.153 millones de pesetas correspondieron a los ingresos provenientes de SunService. Para el próximo año, según declaró en rueda de prensa el director general de la compañía, José Cabrera, se tiene previsto mantener este ritmo de crecimiento, lo que supondría unos ingresos de 8.000 millones de pesetas. Para conseguir este objetivo, Cabrera resaltó que Sun planea aumentar las inversiones estratégicas en las áreas de soporte y servicio y, a nivel empresarial, la línea de productos de microprocesadores UltraSPARC y la familia de productos para Internet.

A nivel mundial Sun obtuvo durante el ejercicio reseñado un volumen de negocio de 5.902 millones de dólares, lo que supuso un incremento del 26 por ciento con respecto al año anterior. El beneficio neto durante el año fue de 356 millones de dólares, un 81 por ciento más que los 196 millones de dólares del año anterior.