Tras un encuentro mantenido con la Agencia de Protección Medioambiental estadounidense y otras entidades, como el laboratorio Lawrence Berkeley de la Universidad de California, Sun Microsystems ha anunciado que está trabajando en la creación de una nueva especificación que optimice la eficiencia energética de sus servidores.

El objetivo de este grupo es el de definir una medida común que puedan emplear los fabricantes de servidores para calcular la eficiencia energética de sus servidores, permitiendo comparar y elegir productos basados en esta escala común.

Las agencias europeas de protección ambiental ya han mostrado su interés en promover este tipo de especificaciones que contribuyen al ahorro energético, si bien, por el momento, no se ha hecho pública la contribución de las diferentes corporaciones en las reuniones de trabajo y el desarrollo de las mismas.

De acuerdo con las estimaciones de Sun, se espera que el grupo complete e introduzca esta especificación a mediados de 2006.