La portavoz de la compañía, Elizabeth McNichols, confirmó que Sun Microsystems ha comenzado a informar que, en torno al 2% de su fuerza de trabajo, unos 870 empleados, podrán perder sus respectivos puestos de trabajo si ellos no buscan trabajo dentro de su misma compañía aunque en otros departamentos. Los afectados por esta medida disponen de un plazo que oscila entre los 60 y los 120 días para encontrar un nuevo trabajo, según ha manifestado McNichols.

Estos despidos vienen originados porque la empresa ha decidido modificar su staff. De este modo, mientras cerca de 570 personas encontrarán nuevos trabajos, aproximadamente 300 lo perderán. Dicha medida se encuadra en una política de la empresa "de eliminar y crear nuevos cargos", ha dicho McNichols; aunque no ha dado ninguna pista sobre cuáles serán los departamentos prioritarios. McNichols ha explicado que esta clase de acciones se realiza en la empresa de modo esporádico, cada cierto tiempo, siendo la última vez hace casi dos años.