Hasta la fecha, Sun siempre había escogido su propia licencia de código abierto cuando decidía abrir el código de sus aplicaciones. Esta licencia se conoce como CDDL (Common Development and Distribution License).

Pero lo que Sun ha anunciado en esta ocasión es que tanto Java Platform Standard Edition (Java SE) como Java Platform Micro Edition (Java ME) estarán disponibles por la versión 2 de licencia pública GNU (GPLv2).

Popular en la comunidad de software de código fuente libre y abierto, GPL fue creado en 1989 y posteriormente revisada, en 1991, creando GPLv2. Se utiliza en el sistema operativo Linux, en la base de datos MySQL y en otro tipo de aplicaciones, como el proyecto de servidor de archivos e impresión Samba.

Desde que en mayo Sun confirmara que entre sus planes estaba abrir el código fuente de Java, la compañía se encontraba en negociaciones con partners y desarrolladores para determinar qué licencia se ajustaba mejor a sus necesidades.

“GPL es la opción más acertada”, asegura Laurie Tolson, vicepresidenta de Sun para desarrollo de productos y programas Java. Esta decisión no debe ser vista como que CDDL ha fallado en sus cometidos, aunque sí que reconoce que el convencer a los desarrolladores para adoptar un nuevo tipo de licencia ha costado más tiempo del previsto por Sun.

La compatibilidad es una de las características que más han pesado en la decisión de utilizar GPL para Java, según Tolson. Concretamente, el fabricante espera que las distribuciones GNU/Linux, como Debian y Ubuntu, llevarán consigo Java en sus respectivos sistemas operativos, por lo que llevarán los entornos de desarrollo a nuevos mercados.

Por ahora, el plan es ofrecer version de código abierto de Java SE y Java ME bajo GPLv2, aunque Sun no cierra la puerta a añadir otras licencias de código libre si no se produce una rápida adopción de Java.