En lo que podría suponer el primer paso para la “resurrección” de Sony, la familia Bravia de televisores LCD de la compañía se situó en primer lugar en el cuarto trimestre del año tanto en unidades como en beneficios. Sony ha estado reduciendo de forma agresiva los precios de la gama con el objetivo de asegurarse un mayor porcentaje de mercado.

El porcentaje de unidades vendidas en Sony ha aumentado hasta el 15 por ciento del mercado global desde el 9 por ciento que ocupaba en el tercer trimestre, principalmente debido a las ventas de televisores LCD con mayor tamaño de pantalla. En términos de unidades vendidas, Sony alcanzó un 19 por ciento del beneficio del mercado en el último trimestre, frente al 13% que registró en el último trimestre.

Las ventas globales de televisores LCD han crecido más de lo esperado durante el cuarto trimestre del pasado año, con las ventas incrementándose un 58% hasta alcanzar la cifra record de 8,6 millones de unidades. Las ventas de televisores LCD crecieron un 141% interanual hasta alcanzar los 21,2 millones de unidades en 2005.

La dura competencia entre los fabricantes de televisores LCD, además de las continuas reducciones de precio, podrían hacer que las ventas de las pantallas LCD se duplicaran este año hasta alcanzar los 42 millones de unidades.