El sistema, que todavía carece de una denominación formal, es técnicamente similar al formato Blu-ray que ha sido desarrollado por un consorcio de nueve empresas lideradas por Sony, aunque es incompatible. La tecnología para el almacenamiento de datos fue anunciada por Sony en el marco de unas conferencias sobre gestión de contenidos en Nueva York. Su uso será solamente profesional y Blu-ray no será compatible, ha comentado un portavoz de Sony en Tokyo, Aki Shimazu.

La principal diferencia entre los dos formatos radica en el modo de transferir los datos. Mientras Blu-ray permite almacenar datos en un disco a una velocidad de 36 Mbits por segundo, el nuevo sistema de Sony podría grabar información a 9 MB por segundo.

La primera versión del formato estará basado en un disco de una sola cara y capa y tendrá una capacidad de 23,3 GB a la vez que permitirá grabar una y otra vez. La medida de los discos es similar a la de un CD o un DVD y se adjuntará con un cartucho para proteger el disco.

La compañía espera alcanzar la capacidad de 50 GB en menos de 3 años y poder doblar esa cantidad dentro de unos años. Con la segunda generación de discos podrían transferir la información a una velocidad de 18 MB por segundo y a 36 MB por segundo en una tercera generación.

Para soportar la alta velocidad en la transferencia de datos, el sistema tendría que incorporar un interfaz 160 SCI y, aunque aún es pronto para hablar de precios, el precio del dispositivo podría rondar los 3.000 euros y, cada disco, 45 euros.

www.sony.es