Al parecer, Sony no ha tenido tiempo suficiente de completar el desarrollo del producto con todas sus funciones completas. PSX dispondrá de un disco duro, grabador de DVD, reproductor de música en formato MiniDisc, visualizador de imágenes y juegos de PlayStation 2, pero no dejará utilizar CD de datos, DVD+RW ni MP3.

Una de las características de las que carecerá la PSX en su primera versión comercial en Japón (el producto está anunciado que salga a la calle el día 13 de diciembre), será la reproducción de DVD+RW y CD-R de datos, aunque la música grabada en un CD-R sí podrá reproducirse. Tampoco permitirá ver archivos TIFF o GIF, ni reproducir MP3 ni películas tomadas con cámaras digitales Cybershot. Copiar vídeos desde el disco duro de PSX a discos DVD sí será posible pero a la mitad de velocidad que se anunció en un principio (de 24x a 12x), y no se podrá conectar la consola al servicio de juegos online PlayStation BB.

Estas características técnicas se han descolgado a última hora debido a dos razones, según Sony. Por un lado, intentando hacer el producto más manejable y fácil de usar a los usuarios de entrada de gama a los que va dirigida la PSX. Debido a eso, se ha optado por suprimir los formatos TIFF y GIF para que el usuario no tenga que elegir, y sólo podrá ver archivos JPEG. La segunda razón es simplemente que algunas especificaciones no estuvieron listas a tiempo.

PSX sí que será compatible con formatos DVD-R/RW, DVD-Vídeo, Audio CD, juegos PlayStation, archivos JPEG, y música en formato ATRAC3 (utilizada en los MiniDisc). El dispositivo también ha ganado en peso desde que Sony lo anunció en la feria Ceatec de Tokio en octubre, pasando de 5,6 a 5,7-5,8 Kg. A pesar de estas características, la PSX será uno de los productos con más ventas en la campaña navideña, y saldrá al mercado japonés a un precio de 609 euros (el modelo DESR-5000, con 160 GB de disco duro), y de 760 euros (modelo DESR-7000, con disco duro de 250 GB).

Además, Sony tiene previsto el lanzamiento de la consola PlayStation 2 en China para este mes de diciembre, cuatro años después de que se lanzase en Japón. Se pondrá a la venta en las ciudades más importantes del país a un precio de 1.988 yuanes (200 euros).

www.psxnation.com