Se convierte en el primer teléfono móvil avanzado certificado para obtener una experiencia Playstation, con mandos de control heredados de la consola portátil PSP Go.

Todo apunta a que Xperia Play pasará a la historia por convertirse en el primer teléfono móvil avanzado certificado para obtener una experiencia Playstation completa. Nokia lo intentó hace algunos años sin gran éxito con su modelo n-Gage, y Sony se lanza ahora, apoyándose sabiamente en su servicio y plataforma de juegos de sus consolas móviles, y aprovechando la gran compatibilidad con el sistema operativo Android de Google, del que es posible aprovechar infinidad de aplicaciones y juegos.

Para garantizar su éxito, el Xperia Play cuenta con los típicos mandos de control heredados de la consola portátil PSP Go, a los que hay que añadir la posibilidad de utilizar su pantalla táctil de 4 pulgadas para mejorar la experiencia de manejo del juego frente a su original consola PSP Go. Bajo su pantalla con sistema deslizante, se encuentran los familiares botones de control denominados D-Pad, además de las dos zonas touchpad circulares que actúan a modo de joysticks analógicos. En la parte posterior, tus dedos índices encontrarán la posición natural del disparador izquierdo y derecho del teléfono, ofreciendo una experiencia real de videoconsola PSP. Otros tres botones diminutos permiten alternar entre los juegos y las aplicaciones del sistema operativo Android, con lo que es posible regresar en cualquier instante al punto donde dejamos la partida. Esto es algo que Sony Ericsson ha conseguido resolver de manera encomiable. A nivel de diseño, los controles y su pantalla deslizante obligan a ofrecer un móvil de dimensiones y peso un tanto atípicos, con un grosor de 16 milímetros que encuentra por encima de la media, así como su peso, que supera los 175 gramos. A nivel de visualización, su pantalla TFT carece del brillo característico de las pantallas Bravia Mobile, tecnología implementada en su modelo Xperia ARC, lo que hace que los colores se muestren algo más pálidos, que en los modelos AMOLED. No obstante, no es una faceta que le pase factura al teléfono.

A nivel de manejo, la ejecución de cualquier de los seis juegos que vienen preinstalados de serie permite comprobar la brillantez con la que responde toda la botonera de Xperia Play. El D-Pad y los botones de acción son algo superficiales, pero son sólidos y responden de manera eficiente. Una pequeña hendidura en los touchpad táctiles permite compensar la falta de cierta retroalimentación táctil de los mismos. Con ellos, no conseguimos alcanzar el confort que ofrecen los mandos de la PS3, pero son perfectamente utilizables.

Disponibilidad de juegos

Los juegos se dividen en dos categorías. Por un lado, los títulos existentes de Android, optimizados para los controles físicos del teléfono. Por otro, se encuentran los clásicos de PlayStation convertidos para el dispositivo móvil. Entre estos últimos se encuentran FIFA 10 y Los SIM 3, en los que la experiencia gráfica parece alcanzar un nuevo nivel. Debemos tener en cuenta que dichos juegos tan sólo vienen preinstalados en el Xperia Play, por lo conviene contar con una conexión inalámbrica WiFi, o la física del PC, para llevar a cabo la descarga completa, que de media suelen ser unos 600 MB adicionales. Aquí es necesario dejar claro que todos los juegos se ejecutan en modo local, con lo que es necesario realizar su descarga previa. Durante pruebas, comprobamos que otro centenar de títulos se encontraba ya disponible. Quizá lo más atractivo sea los precios fijados, con una media de entre 5 y 10 euros según título.

Existe una tercera opción de juego de la que Sony no tiene pensado hacer publicidad. Al igual que cualquier otro teléfono con sistema operativo Android, el Xperia Play es capaz de ejecutar ciertos emuladores de consola entre los que podrás encontrar plataformas del tipo MegaDrive, SNES, Game Boy, o Nintendo 64. Todo un mundo de posibilidades.

Como función de teléfono, hay que destacar que encontramos una experiencia similar a la de Xperia ARC (ver PC World nº 286). A la versión de Android 2.3, hay que añadir la personalización realizada con Timescape, desde la que se saca partido de una forma centralizada a las redes sociales, ofreciendo un aspecto mucho más gráfico. Las 4 pulgadas de la pantalla táctil soportan resoluciones de 854 x 480 píxeles, y la interfaz se mueve de manera ágil gracias al núcleo del procesador de 1 GHZ y a su chipset gráfico dedicado Adreno 205, presente también en modelos como HTC Desire S, analizado este mismo mes.

Aspectos de rendimiento

La gran velocidad de respuesta fue confirmada con nuestras pruebas de rendimiento. La aplicación Quadrant Benchmark nos desveló un valor de 1.328 puntos, con el que supera incluso a Desire S (1.250 puntos). Por su parte, la prueba con SunSpider JavaScript relacionada con la navegación web, se llevó a cabo en apenas 5,5 segundos. El tiempo medio de carga de páginas web que empleamos en nuestras pruebas se realizó en 7 segundos. Una vez más, queda patente su alto rendimiento a falta de que comiencen a desembarcar los nuevos smartphone con procesadores de doble núcleo.

Con respecto a su autonomía, la batería de 1.500 mAh de capacidad permitió que afrontase 24 horas de uso, empleando las aplicaciones que habitualmente utilizamos en los smartphone y mantuviese su carga por encima del 65 por ciento. Utilizando los juegos, este valor se ve reducido de forma significativa. No obstante, Sony promete hasta cinco horas y media de uso continuado del terminal en este modo.

Definitivamente, frente al híbrido que Nokia lanzase hace algunos años, en el Xperia Play prima el gran diseño y acabado del mismo. En el caso de que su pantalla no sea desplegada, el terminal exhibe esa parte seria que todo usuario desea, especialmente cuando es utilizado en entornos de trabajo. Una vez finalizada la jornada de trabajo, podrás destapar sus controles PlayStation y disfrutar en tu viaje de vuelta a casa de partidas llenas de acción, del mismo modo que venías haciéndolo con tu consola portátil, pero con la ventaja de llevar todo en un mismo dispositivo.

Lo que la PSP Go envidiará del Xperia Play

----------------------------------------------------------

Más allá de la ficha de especificaciones de cada producto, hemos podido comprobar que el Xperia Play es mucho más potente que la PSP Go. Su procesador de 1 GHz de velocidad acompañados de 512 MB de memoria RAM, hacen que los 333 MHz de CPU y los 64 MB de RAM de la consola PSP Go se queden obsoletos. Estamos de acuerdo que la consola es un dispositivo con función dedicada, mientras que el smartphone tendrá que afrontar entornos multitarea, pero salvo su elevado precio de adquisición, nos encanta el desarrollo de este nuevo dispositivo híbrido que te permitirá hacer de todo allá donde vayas. Algunos juegos exhiben una aceleración gráfica en torno a los 60 fps, gracias al uso de la GPU dedicada Adreno 205.

Sony Ericsson Xperia Play

------------------------------------

www.sonyericsson.com

P.V.P: 649 EUR.

LO MEJOR: Manejo de mandos

Rendimiento y respuesta táctil

LO PEOR: Descarga adicional de juegos

Sin salida HDMI

Calificación: *****