Sin más explicaciones que una breve frase en la que indica que se ha dejado de fabricar, Sony ha abandonado la producción de su consola híbrida PSX, mezcla de videoconsola y centro multimedia de salón, que sólo estaba disponible en Japón.

La PSX fue desarrollada como un híbrido de videoconsola y media center, con grabador de DVD, disco duro, reproductor de audio y vídeo y consola PlayStation 2. En concreto, se pusieron a la venta dos modelos: DESR-7500 con 250 GB de disco duro y DESR-5500 con 160 GB.

A diferencia de la división de juegos de Sony, la de electrónica está registrando en los últimos años un descenso, por lo que la compañía pensó que el sistema híbrido para jugar/disfrutar de ocio multimedia tendrá éxito y ayudaría a revitalizar sus ventas. No obstante, la consola no ha tenido ningún éxito en Japón, por lo que parece que tampoco verá la luz fuera de ese mercado. En cualquier caso, sus características podrían ser transferidas a la próxima PS3 de la compañía, de la que se rumorea que tendrá más características multimedia que la PS2.

www.playstation.com