Sony ha accedido a pagar una compensación limitada a los usuarios de Estados Unidos y Canadá que compraron CD que contenían su polémico software de protección contra copias XCP. Este software, cuya desinstalación es bastante engorrosa, podría hacer que en determinadas circunstancias el PC de los usuarios se vuelva inestable y abierto a ataques de hackers.

En función del acuerdo, que aún no está rubricado desde el punto de vista legal, la compañía deberá pagar 7,50 dólares y ofrecer la descarga gratuita de un disco a cualquier cliente que devuelva uno de los CD afectado a la compañía, o pueda presentar la prueba de que lo adquirió.

De forma alternativa, los clientes pueden descargar hasta tres discos de manera gratuita. A los clientes que se han visto afectados por el otro sistema de protección contra copias de Sony, MediaMax, no se les compensará económicamente, aunque se les ofrecerán descargas gratuitas.

Este acuerdo viene como respuesta a una demanda colectiva presentada por un importante número de compañías contra Sony en noviembre, después de que el analista Mark Russinovich revelara que la compañía estaba instalando software de protección contra copias utilizando técnicas de rootkit.

Sony debe enfrentarse al menos a otro demandante, el abogado general del Estado de Texas, que le acusa de violar la ley anti-spyware que rige en el territorio. Además, no se puede descartar que aquellos usuarios que aporten pruebas de que sus ordenadores se han vuelto inestables o inseguros debido a la protección anticopia puedan presentar demandas individuales en las próximas semanas.