Según publica Europa Press, la fábrica detelevisores LCDde Sony, que todavía tiene en Viladecavalls (Barcelona), continuará, por lo menos hasta finales de este año, desarrollando este tipo de productos. Eso sí, una vez que se abandone la fabricación de los mismos, las instalaciones se podrían traspasar a la empresa de componentes de automoción Ficosa y la de construcción y energía Comsa-Emte.

Fuentes de Sony han declarado a Europa Press que “el futuro de las instalaciones de Viladecavalls se enmarca en la revisión global del negocio de televisores en el mundo”.

Cabe recordar que el pasado mes de marzo, la multinacional japonesa vendió el almacén que tenía en otra localidad barcelonesa, Castellar del Vallès, al fondo de inversión Praedium. La Compañía Europea de Prestación Logísticas (CEPL), distribuidor Sony para España y Portugal, se hizo cargo de los 96 empleados con los que contaba el almacén.