Una noticia que nos sorprendió a todos y provocó las quejas de numerosos usuarios fue que los mandos de Playstation 3 funcionen con una batería recargable que no es reemplazable por otra una vez que llega al fin de su vida útil, por lo que estábamos obligados a comprar un nuevo mando una vez se nos averiara la batería del nuestro tras las innumerables recargas.

Sin embargo Sony asegura que la duración de estas baterías es de varios años (aunque sin especificar cuántas recargas se calcula que soportarán) y que además están tan seguros de ello que cambiarán completamente gratis cualquier mando cuya batería deje de funcionar.

Sony ha defendido la nueva tecnología de baterías de polímeros de litio usada en los mandos de la consola, las cuales afirman apenas sufren degradación en su rendimiento por muchas recargas a las que las sometamos, por lo que se espera que la vida de cada mando sea al menos tan larga como la de la propia Playstation 3.

Por: GameProTV