Windows no siempre funciona del modo en que queremos. El sistema operativo tiene sus propios y estrafalarios métodos de conseguir que las cosas funcionen y, algunas veces, Windows también se cae.

Sacar provecho al sistema operativo y solucionar los problemas anteriormente citados mantiene a muchos consultores e informáticos en sus puestos de trabajo y a revistas como PCWorld en funcionamiento. Pero, ¿sabes qué? No tienes por qué pasar horas y horas intentando que funcione tu tarjeta de sonido, deshabilitando la tecla de las mayúsculas o intentando cambiar la fuente “Normal” de Word de Calibri a alguna otra legible.

Con eso en mente, ofrecemos esta serie de soluciones en cinco minutos. Se trata de trucos, actualizaciones y pasos a pasos para resolver algunos de los problemas más molestos del PC. Ninguno de ellos debería llevarte más de cinco minutos.

Compartir un archivo con otro equipo de casa

5 minutos Compartir documentos entre PC con Windows 7.

La característica HomeGroups de Windows 7 te proporciona el modo más sencillo y rápido de conseguir que trabajen juntos diferentes equipos.

Primero, en el ordenador desde el que quieres compartir el archivo, abre el panel de control de Grupo Hogar. Si no existe todavía un grupo (Windows debería haber creado uno automáticamente cuando se realizó la conexión Wi-Fi), haz clic en “Crear un Grupo Hogar”. Elige los tipos de archivos que te gustaría compartir (“Documentos” no está seleccionado por defecto) y haz clic en Siguiente. Recibirás una contraseña para el grupo doméstico. Toma nota de ella.

Espera unos minutos hasta que Windows actualice todo. Entonces, en el otro equipo, abre el panel de control Grupo Hogar y entonces verás el grupo que acabas de crear. Haz clic en “Unirse ahora” y sigue el resto de pasos que te indicará el asistente. Los ordenadores compartirán archivos entre ellos a partir de ahora.

Para encontrar los archivos compartidos, en Windows Explorer busca tu grupo doméstico en el lado izquierdo. Los otros ordenadores que hayas unido a la red aparecerán en una lista en esa parte y los archivos compartidos lo harán en la parte derecha.

Si alguna vez quieres cambiar la contraseña del grupo, abre el panel de control de Grupo Hogar en una de las máquinas que ya formen parte del grupo y haz clic en “Cambiar la contraseña”.

Acceder a archivos en un Mac desde un PC con Windows 7.

En el Mac, visita Preferencias del sistema y abre la aplicación “Network”. Haz clic en la barra WINS. Cambia lo que tuvieras establecido como “Workgroup” al mismo grupo que al que pertenezca tu PC. Si no estás seguro de su nombre, puedes encontrarlo en el panel de control de sistema de tu PC. Una vez hecho esto, haz clic en OK.

Sigue en Preferencias del sistema, abre la aplicación “Compartir” de tu Mac. Haz una marca cerca de “Compartir archivos”. En el panel de Carpetas Compartidas, selecciona aquellas que quieras compartir. En el panel de Usuarios, otorga los derechos a cada carpeta como consideres, es decir, asignando Sólo Lectura o Lectura y Escritura al grupo “Todos”.

A continuación, haz clic en Opciones y pon una comprobación en el cuadro de Archivos y Carpetas Compartidos utilizando SMB. Haz clic en Hecho. Por último, abre la aplicación Cuentas, desbloquea tu sistema y haz clic en Cuenta Invitada del panel izquierdo. Comprueba en la siguiente caja para permitir a los invitados conectarse a las carpetas compartidas.

Impedir que te moleste la Reproducción Automática

2 minutos Seguro que eres de los que añade todo tipo de dispositivos a su PC, desde memorias USB a cámaras o teléfonos de última generación, cada uno de los cuales abre un pop-up de Reproducción Automática. Esto puede ser muy molesto.

Para deshabilitar la Reproducción Automática en un dispositivo en concreto, primero conecta el dispositivo al equipo y permite que cualquier driver se instale completamente. La ventana de Reproducción Automática aparecerá por primera vez. Simplemente ciérrala haciendo clic en la X roja.

Desconecta el dispositivo y luego vuélvelo a conectar. La ventana de Reproducción Automática volverá a aparecer. Haz Clic en Ver más de las opciones de Reproducción Automática en su Panel de Control. En la parte baja de la pantalla, verás que aparece el dispositivo que acabas de conectar. Cambia “Elegir uno por defecto” a “No tomar ninguna acción”. Haz clic en guardar. Esta opción no estará disponible la primera vez que conectes un dispositivo, de ahí la necesidad de conectarlo, desconectarlo y volverlo a conectar.

Para deshabilitar la Reproducción Automática de todos los dispositivos, en la pantalla “Ver más opciones de Reproducción Automática”, en la parte de arriba, simplemente quita la selección de Usar Reproducción Automática para todos los dispositivos.

Eliminar un programa colgado

30 segundos Si un programa no responde, puedes terminar con él a través del Administrador de Tareas de Windows.

Presiona <Ctrl>-<Alt>-<Supr>; haz clic en el Administrador de Tareas de Windows. Haz clic en la pestaña de procesos.

Para encontrar más fácilmente el proceso que está dando problemas, haz clic en el apartado de Memoria para ver qué proceso es el que está usando más RAM. Lo más probable es que la aplicación que da problemas esté la primera de la lista o muy arriba de la misma y, casi con toda seguridad será outlook.exe, firefox.exe o iexplore.exe. Haz clic en el proceso que haya dado el problema y luego, presiona en el botón de Finalizar Tarea.

Problemas de audio conocidos

5 minutos Si tu ordenador rechaza abruptamente reproducir sonido, intenta resolverlo siguiendo estos sencillos pasos.

Primero, reinicia. Luego, asegúrate de que el ordenador no ha sufrido ningún cambio de hardware. Presiona cualquier botón externo que podría haber apagado el sonido, confirma que los altavoces están encendidos y pon el volumen al máximo. Prueba poniendo una canción o utilizando el panel de control de sonido. Haz clic en la pestaña de sonido, selecciona asterisco y luego haz clic en Probar.

Si todo eso no da ningún resultado, comprueba Windows. Haz clic con el botón izquierdo en el icono del volumen de la bandeja del sistema y verifica que el audio no está silenciado y está en marcha. Haz clic con el botón derecho en el icono del volumen y haz clic en Abrir Mezclador de Volumen. Asegúrate de que todas las opciones están en marcha.

¿Los altavoces internos siguen sin funcionar? Conecta unos auriculares y prueba otra vez. Si los auriculares funcionan, quítalos para seguir intentando solucionar el problema con los altavoces.

Así que ahora, haz clic en el icono del volumen y escoge dispositivos Playback. Confirma que tu dispositivo de audio (como Altavoces), tiene una marca verde cerca de él. Haz clic en Propiedades y asegúrate de que está seleccionado “Utiliza este dispositivo”.

Si tu sonido sigue sin funcionar en este punto, podría faltarte un driver o tener uno dañado del controlador de audio. Desinstala el driver abriendo el Administrador de Dispositivos (teclea Administrador de dispositivos en el área de búsquedas del Menú de Inicio), ve a Controladores de Sonido, Vídeo y Juegos, selecciona el controlador de aud