Compensa ha introducido en el mercado español un sistema de pago llamado Bolsa de Intercambio. Este sistema se basa en un intercambio multilateral, que permite comprar y vender productos o servicios entre diferentes empresas.

Esta compañía crea y gestiona operaciones de intercambio gracias a un sistema de cuenta corriente o de cuentas de compensación, donde se registran las ventas y las compras de los clientes de forma parecida a la que se emplea en los bancos. La compensación es un complemento del sistema clásico de venta por dinero que apoya las estrategias de cualquier empresa y ayuda a ganar nuevos clientes, a mejorar la liquidez y aumentar el poder adquisitivo de la empresa a la vez que supone una ventaja competitiva, según la compañía. Compensa ofrece servicios de gestión, que engloban las funciones de entrega, facturación, contabilidad, pagos y seguimiento de transacciones. También ofrece servicios de comunicación, publicidad y marketing, tanto a nivel corporativo como de mercado. Hasta el momento, unas 400 empresas intercambian entre sí sus productos y servicios de forma multilateral con Compensa. Según la compañía, el intercambio mundial actual mueve más de 65.000 millones de dólares al año, siendo éste un mercado en crecimiento.

www.compensa.com