La semana ha comenzado con malos planes para parte de la plantilla de HP. Cerca de 6.000 trabajadores tendrán que abandonar sus puestos de trabajo antes de fin de año. Este cambio viene propiciado para dar un pequeño empujón para el próximo año fiscal. De este modo, la compañía empezará el año fiscal con un total de 88.500 trabajadores, despidiendo a 1.770 en enero y otros 3.000 en el mes de abril.

De igual modo, el fabricante de software i2 Technologies ha anunciado un recorte de un 10% de su plantilla; es decir, casi 600 personas tendrán que buscar un nuevo empleo. Al igual que HP, esta medida se ha llevado a cabo para poder conseguir los beneficios esperados. El pasado mes de abril, i2 ya despidió a otros 600 trabajadores, después de unos resultados no muy favorables, con unos beneficios que representaron el 50% respecto al mismo período en el pasado año.