Durante el primer trimestre fiscal de 1996, Silicon Graphics ha registrado una cifra de facturación de 595 millones de dólares, lo que supone un incremento del 33 por ciento respecto a las cifras obtenidas en el mismo trimestre del año anterior. Los beneficios netos han alcanzado los 58 millones de dólares, frente a los 45 millones del mismo período del año pasado. La subsidiaria española ha incrementado su facturación en un 76 por ciento. Silicon Graphics considera que la creciente demanda de la línea de productos Indy y la aceptación de los nuevos sistemas Indigo2 IMPACT han sido dos de los factores que han propiciado la obtención de estos resultados financieros.