El gigante azul presentará en SIMO su oferta de servicios para le próxima generación de e-business, con una demo de todo lo que puede dar de sí Internet.

En el stand de IBM, el usuario podrá ver cómo Internet se adentra en el mundo del motor para ofrecer toda clase de servicios. Para ello, ha conectado un coche a Internet.

Así, el usuario puede conducir y hablar por teléfono a la vez sin levantar las manos del volante gracias a un sistema de reconocimiento de voz. El conductor puede conocer dónde está la gasolinera más cercana, estado de la carretera y hasta las películas programadas en los cines más cercanos.

De esta manera la conexión a Internet y correo electrónico están aseguradas; eso sí, con instrucciones verbales para salvaguardar la seguridad de los viajeros.

www.ibm.es