Finalmente, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TUE) ha dictado sentencia. El canon digital que se aplica en España es ilegal y, en su opinión, no se puede imponer de manera indiscriminada a todos los equipos y materiales de reproducción. Así, esta tasa es avalada “en equipos de reproducción destinados a particulares”, pero considera que es ilegal aplicarlo para uso empresarial.

El Gobierno y las sociedades de gestión de derechos de autor han sufrido un revés. Y es que, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TUE) acaba de dictar sentencia. En su opinión la aplicación del canon digital es ilegal, por lo menos de la manera que se aplica en nuestro país.

Esta sentencia, que recoge Europa Press, corrobora el dictamen que, a mediados de mayo, Verica Trstejak, abogada del Tribunal de la TUE, emitió sobre el canon digital español. En ese momento, a pesar de que reconocía el derecho que tienen los autores a ser recompensados por sus obras, aseguraba que el canon “no tiene en cuenta el uso que se hace de ellos cuando no se emplean para hacer dichas copias”. Es más, en su momento, la abogada señaló que “para que se implante un impuesto sobre estos soportes tiene que existir una relación suficientemente estrecha entre el uso del derecho y la correspondiente compensación económica por copia privada”. La sentencia hace referencia al litigio que mantiene la SGAE con la empresa Padawan, a la que reclama 16.759 euros en compensación por copia privada por la comercialización de dispositivos de almacenamiento electrónico entre septiembre de 2002 y septiembre de 2004. No obstante, la sentencia deja en manos de la Audiencia Provincial de Barcelona (organismo que se dirigió al Tribunal Europeo solicitando asesoramiento sobre este caso) determinar si efectivamente el canon español se impone de forma indiscriminada.

Reacciones

Las primeras reacciones no se dejaron esperar y ha sido la propia Ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, la que ha asegurado que el Gobierno “buscará alternativas”, afirmando que “se estudiará (la sentencia) y nos sentaremos a hablar con todos los sectores involucrados y buscaremos, junto con esos otros países europeos que se van a ver afectados por esta sentencia, otra alternativa”. En cuanto a las reacciones del sector de los autores, IBAU (asociación que reune Egeda, Dama y Asige), y CopyEspaña (en la que se agrupan a Agedi, Aie, Cedro y SGAE), ha destacado que “valoran positivamente el respaldo que supone esta sentencia a la legalidad del canon digital, tanto en España como en el resto de países de la Unión Europea en los que se aplica esta compensación”.

Asimelec valora positivamente la sentencia. Según su director general, José Pérez, “está sentencia va a tener un enorme calado ya que va a exigir cambiar la normativa española que define actualmente el modelo de canon digital para adecuarlo a la legislación europea”.