Según esta publicación, y dando nombres de personas cercanas a las supuestas negociaciones, las compañías estaban manteniendo conversaciones para llevar a Nintendo a completar la adquisición de Sega por alrededor de 2.000 millones de pesetas. Los términos de la discusión estaban todavía por discutir y las conversaciones entre ambas empresas se venían llevando a cabo desde hace meses, aunque podrían verse interrumpidas, como afirmaba el artículo. Sin embargo, ambas empresas han manifestado su rotunda negación respecto a su posible fusión. Como afirmó Miho Masuda, portavoz de Sega, "es completamente falso y hay que decir que tales conversaciones nunca han tenido lugar". Nintendo, por su parte, afirmó que en ningún momento ha mantenido conversaciones con Sega para su adquisición.

El periódico explicaba que Isao Okawa, director de Sega, había estado buscando la forma de vender la compañía por algún tiempo y había llegado a tratar el tema con Microsoft, para apoyar a esta compañía en su inmersión en el mercado de los vídeojuegos con el próximo lanzamiento de la consola X-Box.

Sega ha estado librando una dura batalla en el negocio de las consolas de videojuegos domésticas desde que Sony entró en el mercado con su consola PlayStation. El pasado mes de noviembre, la compañía anunciaba una pérdida de más de 200 millones de dólares (unos 37.400 millones de pesetas) a lo largo de los próximos seis meses y hasta septiembre. Según la compañía, el recorte de los precios en la consola Dreamcast ha sido el causante de reducir sus beneficios.

www.sega.com

www.nintendo.com