Con el objetivo de informar, sensibilidad y dinamizar a los agentes económicos respecto a la necesidad de adecuar sus procesos y su gestión al año 2000, se ha constituido la Comisión Nacional del Efecto 2000 . De ella va a formar parte la Asociación Española de Empresas de Tecnologías de la Información ( SEDISI ) , y desde la cual se valora positivamente la creación de esta Comisión .

En su primera reunión, que en el futuro se encargará de diseñar actuaciones conjuntas con los sectores más representativos de la economía española, SEDISI, a través de su presidente, Josep María Vilá, dejó constancia de la importancia de considerar las consecuencias imprevistas después de la fecha límite del 1 de enero del 2000, y la necesidad de programar Planes de Contingencia ante los posibles fallos .

En lo que respecta a las Cámaras de Comercio, estas solicitaron ayudas fiscales a empresas y entidades para de esta forma facilitar la adaptación de los sistemas informáticos al fin del milenio .

Concretamente, las Cámaras hablaron de una amortización acelerada de los equipos informáticos .

La constitución de esta Comisión surge como un nuevo intento por agilizar esta problemática, ya que, según SEDISI, el colectivo de empresas españolas que ya han resuelto este problema es muy bajo . Las cifras así lo demuestran, pues sólo el 20,9 por ciento de las compañías en España se han enfrentado a esta realidad .