Las nuevas unidades flash iNAND de SanDisk, tendrán capacidades de 4 a 64 GB para el almacenamiento de aplicaciones, soportan códigos de inicio y particiones físicas exclusivas, además de un sistema de caché superior e inmunidad frente a fallos eléctricos. Además, están fabricadas para su uso específico en smartphones de gama alta en aplicaciones y funciones multimedia avanzadas de uso muy exigente.

Según SanDisk, estas nuevas unidades integradas EFD están optimizadas para aprovechar al máximo espacio de la placa -gracias a que combinan el código del sistema y el almacenamiento en un único dispositivo integrado- ahorran el consumo energético y ayudan a los terminales OEM al no necesitar otro dispositivo de arranque. Sin olvidar que la arquitectura iNAND mejora el rendimiento ajustando las aplicaciones simultáneas a su nivel de prioridad.

Oded Sagee, director de marketing para móviles de SanDisk comentó sobre la capacidad de 64 GB que “la madurez de la tecnología flash x3 de SanDisk y los últimos avances en gestión flash nos permiten continuar desarrollando mayores capacidades de almacenamiento integradas”.

Los nuevos modelos EFD iNAND se basan en la tecnología flash x3 de SanDisk e incluyen conexiones estándar BGA para su integración en las placas de los smartphones.