Samsung tiene en este modelo SP400B una propuesta similar a la de Acer en cuanto a sus habilidades para proyectar imágenes o vídeos y cuenta con 150 ANSI lúmenes, capaces de iluminar de forma suficiente una pantalla proyectada de entre 40 y 50 pulgadas con condiciones de luz normales. 

Con una configuración como ésta, el brillo que se obtiene es de menos de 100 cd/m2, que comparado con las 300 cd/m2 de un monitor LCD se antojan escasas, pero suficientes para poder distinguir lo que ocurre en la pantalla siempre y cuando se mantenga controlada la iluminación de la sala.

Samsung SP400B cuenta con el repertorio de conexiones habitual en un proyector, aunque se echa de menos la conexión USB Host, que una vez probada se antoja como una característica extremadamente deseable en un proyector portátil o transportable. Existe un proyector “pico” fabricado por Samsung, el modelo MBP200, que permite visualizar directamente documentos de tipo PDF, hojas de cálculo o archivos de Word, de modo que sorprende un poco que en esta ocasión no haya incorporado el motor de gestión de documentos y archivos multimedia del proyector “pico” en el modelo “micro”, En cualquier caso, Samsung ha conseguido emplear correctamente la tecnología LED y la microDLP, aunque sin añadidos más allá de lo que es un uso convencional. 

samsung sp400b