El Samsung Wave S8500 es el primer teléfono móvil del mundo que tendrá una pantalla táctil Super AMOLED, de 3,3 pulgadas. Ésta tecnología desarrolla pantallas más brillantes, más nítidas, con menos reflejos y con un gran ángulo de visión, a una resolución XVGA de 800x480 píxeles y con tecnología mDNIe, la usada por Samsung en sus televisores LCD y LED. Además, Samsung ha aplicado un sistema antimanchas para las huellas dactilares sobre la pantalla.

A nivel de software, el Wave S8500 incorpora el navegador Dolphin 2.0, TouchWiz 3.0 para la completa personalización del terminal –contactos, calendario, captura de imágenes, acceso instantáneo a Facebook o Twitter, captura de fotografías- y Social Hub, que integra el correo electrónico, la mensajería instantánea y las redes sociales para realizar actualizaciones en tiempo real. 

Asimismo, gracias a la plataforma Bada, el usuario podrá descargar nuevas aplicaciones desde su terminal mediante Samsung Apps. Según JK Shin, Presidente y Director de Comunicaciones Móviles de Samsung “por primera vez los desarrolladores van a tener la libertad necesaria para crear aplicaciones para múltiples plataformas”, aseguró.

El Samsung Wave 8500 tiene un procesador de 1 GHz y permite la grabación y reproducción de vídeo en Alta Definición a 720p y es compatible con los formatos MPEG4, H.264, H.263, Divx y Xvid.

El terminal también incluye un editor de vídeo en Xvid, una cámara de 5.0 Megapíxeles con Flash Led y control táctil, un reproductor de música y radio FM para 30 horas de reproducción, Bluetooth 3.0, el estándar Wi-Fi 802.11n y una memoria interna de 2 a 8 GB (dependiendo del modelo), con la posibilidad de ampliarla hasta 32 GB mediante una tarjeta microSD.