Además de su diseño y la libertad de movimientos que ofrece al usuario gracias a su correa adaptable, o su display de cristal líquido desde donde se puede controlar la velocidad de texto, la gran diferencia del reproductor de Samsung es su velocidad para descargar archivos de MP3: 3MB en menos de 7 segundos, más de 10 segundos menos de lo habitual hasta la fecha.

Entre las funciones del reproductor cabe destacar la configuración automática del reloj desde el PC durante la descarga de canciones. El usuario además puede personalizar y editar el logo del display LCD. Incluye de serie 64 MB en la placa interna y la transferencia se realiza mediante un puerto USB. Su funcionamiento corre a cargo de una batería tipo AAA con una duración estimada de 5 horas.

El reproductor de MP3 cuesta 54.900 pesetas (330,25 euros).

www.samsung.es