La inyección monetaria de 450 millones de dólares recibida por el fabricante AST por parte de Samsung Electronics podría suponer la consolidación de esta compañía, debilitada por las continuas guerras de precios que dominan el mercado. Durante la última, Hewlett-Packard redujo el precio de sus equipos sobremesa en un 11 por ciento, mientras que la línea de productos 486 de Zenith Data Systems se rebajó hasta un 29 por ciento. Los continuos recortes en los precios de los equipos están afectando de forma clara al mercado, donde cabe destacar como, durante el pasado año, cuatro de los grandes del mundo PC, IBM, Apple, Dell y AST, vieron reducirse su cuota en el mismo. Como consecuencia, las alianzas se multiplican; así, por ejemplo, Compaq ha dado a conocer su acuerdo en cuanto a diseño y fabricación con el grupo Inventec de Taiwan.

Por lo que respecta a la relación Samsung/AST, por la que el grupo japonés incrementa en un 40,25 por ciento su participación en el fabricante californiano, fuentes de AST, señalan que se trata más de una señal de convergencia que de consolidación, orientada principalmente a introducirse en el mercado de consumo.