Las pantallas transparentes de Samsung se fabricarán en dos variedades: blanco y negro, y color, y tendrán una relación de contraste de 500:1 y una resolución de 1.680 x 1.050 píxeles (WSXGA+).

Los LCD normales tienen una transparencia del 5%, pero estos paneles transparentes permiten que se vea a través de ellos, lo que elimina la necesidad de una fuente de luz trasera, pudiendo utilizar la luz ambiente. Esto les permite consumir hasta un 90% menos que las pantallas convencionales.

Juan Antonio del Río, director de la división de TI de Samsung Electronics España, sostiene que "los paneles transparentes ofrecen una amplia variedad de aplicaciones en todos los sectores comerciales, ya que constituyen un medio eficiente para presentar datos y comunicaciones. Al ser la primera compañía en comenzar a producir paneles LCD transparentes en masa, Samsung busca ponerse a la cabeza del mercado mundial de LCD transparentes desarrollando diversas aplicaciones”.

pantallas transparentes