Los ejecutivos de Intel, se han reunido con sus asesores económicos para investigar sobre los problemas de inventario de la compañía y sobre la transición a la nueva generación de tecnología, incluyendo los procesadores a 500 MHz que tienen prevista su aparición en el mercado en la primera mitad del próximo año. Esta reunión ha tenido lugar como consecuencia del negativo informe financiero del pasado trimestre en Intel. En él se refleja una bajada en los ingresos de alrededor de un 36 por ciento en comparación con los resultados del mismo período del año anterior. A pesar de los malos resultados reflejados en este informe, en la compañía son optimistas, puesto que la segunda mitad del año suele ser normalmente más fuerte en lo que a ventas se refiere.

Mientras tanto, los planes de Intel continúan en la línea de segmentar el mercado de los microprocesadores. Esta estrategia de mercado de Intel no pone de acuerdo a los analistas, quienes no tienen claro si la segmentación del mercado y el nuevo empuje al sector de gama baja con el Celeron puede proporcionar un mayor margen de beneficios para la compañía.

Intel se dirige a la gama alta

La estrategia de Intel “divide y conquista” para propagar los modelos CPU en diferentes aplicaciones proporcionará a los usuarios mayores prestaciones en los sistemas de alto rendimiento, aunque también aumentará artificialmente los precios de las estaciones de trabajo y de los servidores. Pero esta estrategia no favorecerá a los compradores de ordenadores para la empresa.

El objetivo de Intel es aumentar sus márgenes de beneficios, que han sido dañados por la bajada en las ventas de los ordenadores y por la reducción de los márgenes en los procesadores para sistemas de gama baja. Teniendo a los OEM demandando los mejores precios para estos sistemas, Intel puede recuperar algo de ese margen de beneficios con las CPU para servidores y estaciones de trabajo.

Celeron, para el mercado de consumo

Respecto al procesador Celeron, Intel está revisando su fecha de lanzamiento y en la actualidad está planeando el desarrollo y comercialización de dos nuevas versiones del procesador antes de que acabe el año. Se trata de un chip dirigido al mercado de ordenadores personales de gama baja y que se lanzó el pasado mes de abril a una velocidad de 266 MHz.

En el tercer trimestre del año Intel presentará una versión del mismo a 300 MHz, que será seguido en el cuarto trimestre por otra versión del Celeron, esta vez a 333 MHz, que tendrá 128 KB de memoria caché secundaria construida en la misma pieza de silicio que el procesador. Esto permitirá un mejor desarrollo del sistema, haciendo que la información de la memoria pueda ser más accesible para el procesador.

Todos estos procesadores han sido fabricados con la tecnología de proceso de 0,25 micras, que permite la fabricación en gran volumen.

Pentium II Xeon

Este es el nuevo nombre de marca para la línea de procesadores Intel que estarán diseñados especialmente para cubrir las necesidades de las aplicaciones de servidores y estaciones de trabajo de gama media y superior. Estos procesadores ofrecen prestaciones y escalabilidad para los fabricantes de este tipo de equipos.

Los Pentium II Xeon aparecerán en el mercado a mediados de 1998 y a continuación lo harán los productos basados en él.

Programa de formación de Intel

Intel también ha iniciado, movido por los últimos cambios en el mercado informático, unos cursos de formación dirigidos especialmente a los fabricantes de ordenadores personales.

Estos programas centran su contenido en la mejora de la experiencia técnica del canal y de las operaciones de negocios del mismo.

INTEL

Tel. 91 432 90 90

Fax 91 432 90 58

www.intel.com