La empresa sueca Carambole, registradora de dominios en Internet, inicia sus servicios en España movida por dos variables fundamentales: el incremento de usuarios de Internet y el despegue de PYMES, público objetivo de Carambole.

La compañía, sin embargo, espera poder ofertar algunos servicios adicionales como webhosting y servicios de correo electrónico. Según Melania Balseiro, directora general de Carambole para España, "el mercado español es muy importante para nuestra actividad por el número de PYMES que hay. Según Carambole, solamente el 5% de las PYMES europeas tienen presencia en Internet frente al 50% de los EE.UU. y, por esta razón, el mercado europeo muestra un buen potencial de crecimiento: un 130% en los últimos tres años y se espera más de 120 millones de dominios registrados para el próximo trienio. Carambole se financia únicamente a través de los ingresos que se generan por el registro de dominios, y no a través de banners publicitarios.

Registrarse

Para que un usuario pueda registrarse online a través de Carambole, sólo ha de escribir el dominio y esperar a que Carambole indique su disponibilidad. Los precios para un dominio .org, .net o .com son de 25.000 pesetas de inicio y una tarifa anual de 9.900 pesetas. En el caso de ser un dominio .es, el pago inicial es de 40.000 pesetas y la tarifa anual de 17.995 pesetas.

www.carambole.cl