Aunque con presencia directa en nuestro país a través de su sede en Madrid desde el pasado mes de febrero, la multinacional Quest ha querido incidir en su interés por el mercado español, dando a conocer sus previsiones económicas de cara al próximo año.

Quest Software se define como proveedor de soluciones para la gestión de aplicaciones. Esta compañía posee soluciones que persiguen incrementar el rendimiento de las aplicaciones de misión crítica y disminuir los costes asociados a su puesta en funcionamiento. Su catálogo abarca soluciones para bases de datos y aplicaciones de Oracle, IBM y Microsoft; así como para las de misión crítica Oracle E-Business Suite, Siebel eBusiness Applications, mySAP.com, Microsoft Exchange y PeopleSoft.

Quest cuenta con una plantilla de 1.800 personas en todo el mundo y en nuestro país tiene oficinas en Madrid y Barcelona. El personal de la filial española actualmente está formado por seis trabajadores.

Según Anthony Folley, vicepresidente europeo de Quest Software, la fortaleza de la empresa se demuestra en este periodo de recesión en el hecho de que no ha revisado sus cifras en todo este año y no ha realizado ninguna reestructuración de plantilla.

"Para 2002 hemos reducido nuestras estimaciones de facturación pasando de 450 millones de dólares (81.900 millones de pesetas) a 400 millones (72.800 millones de pesetas). En lo que se refiere a España, las previsiones para este año son alcanzar los 400 millones de pesetas, objetivo que ya hemos alcanzado en un 77%. Para el próximo año la idea es doblar esa cifra". Folley anunció, asimismo, para el año que viene posibles adquisiciones en nuestro país.

www.quest.com