Qualcomm se ha vestido de largo en Londres y ha presentado a la prensa europea sus desarrollos más recientes durante el evento Innovation Qualcomm. Desde sus tecnologías de redes HSPA+ o LTE hasta los últimos procesadores Snapdragon, pasando por las pantallas Mirasol, las femtocells o sus desarrollos destinados al consumidor final.

Informa desde la capital británica, Rafael M. Claudín [[email protected]]. En la segunda semana de septiembre, Qualcomm celebró su evento Innovation Qualcomm, destinado a dar a conocer a periodistas, socios y desarrolladores los últimos avances tecnológicos de la compañía. Qualcomm es una de esas empresas que vivió su primera época más o menos en la sombra, diseñando componentes para productos de renombre y estándares como el CDMA, pero que en los últimos años ha experimentado una gran evolución, de la mano sobre todo de su trabajo en innovación, situándose como una de las piezas clave del nuevo panorama tecnológico.

El producto de mayor renombre de la compañía es el procesador Snapdragon. Se trata de un chipset integrador, con CPU, GPU, GPS y 3G. Su bajo consumo y excelente rendimiento lo han convertido en una de las opciones preferidas en un mercado tan emergente y en boga como es el de los smartphones y netbooks. Ahora, con la eclosión que se está viviendo en el mercado de los smartphones, Qualcomm ha decidido segmentar su oferta de procesadores para móviles. Los nuevos Snapdragon se dividirán en tres categorías, con velocidades de 800 MHz para las gamas bajas, de 1,3 GHz para las medias y de 1,5 GHz para las altas.

Aunque el diseño de estos dos últimos, ambos procesadores duales, ya está terminado, no será hasta finales de 2010 o principios de 2011 cuando esté disponible el procesador a 1,3 GHz, mientras que los primeros dispositivos con Snapdragon a 1,5 GHz no llegarán hasta mediados de 2011, ya que, según la compañía, es el tiempo que necesita el mercado para adaptarse a ellos. Con todo, Qualcomm ha fabricado un prototipo de móvil pensado para mostrar a los desarrolladores las principales funcionalidades del chipset. Así, no sólo se reducen los tiempos de implementación, sino que los productos finales podrán contar con un abanico mayor de aplicaciones dedicadas.

Mirasol, futuro de los ebooks

La tecnología de pantalla Mirasol es otro de los productos de la compañía del que se oirá hablar mucho en los próximos meses. Mirasol es una pantalla reflectiva con un consumo de energía de 8 a 15 veces menor que el de un panel LCD. Su consumo es parecido al de las pantallas de tinta electrónica, pero Mirasol no es en blanco y negro, sino a todo color. Y se adapta, además, a la luz que la rodea, de modo que presenta al usuario una imagen sin reflejos, útil incluso con luz directa.

Otra interesante apuesta de Qualcomm son las femtocells. Éstas son pequeñas estaciones base que se instalan en los hogares y utilizan la banda ancha fija para dar cobertura 3G a los dispositivos móviles. Esta tecnología aumenta la cobertura disponible y mejora la calidad de las llamadas y del tráfico de datos a través del móvil. Qualcomm complementa las femtocells con repetidores personales 3G, que pueden sustituir la conexión fija como fuente de la banda ancha.

De las redes 4G a Skifta

La herencia de la creación del estándar de comunicaciones CDMA se deja notar en el trabajo de Qualcomm con las redes HSPA+, LTE y LTE Advanced, que exploran las posibilidades de la conectividad 4G. Con HSPA+ se logran picos de tráfico de datos de 42 Mbps, mientras LTE es una alternativa sólida paras las 3G y en su evolución, LTE Advanced, será la perfecta solución 4G.

Una de las demos que más llamó la atención en la zona de muestras del IQ fue la del servicio Skifta, en el otro extremo de las tecnologías que explora la compañía. Se trata de un sistema para gestionar y reproducir, desde cualquier lugar y casi con cualquier dispositivo compatible con DLNA, los archivos de música, imagen y vídeo que estén en el ordenador de casa. Skifta es uno de las innovaciones de la compañía más llamativa de cara al usuario final, que podrá disfrutar de su librería de entretenimiento con una libertad sin precedentes.

Skifta es un innovador servicio de intercambio de medios de entretenimiento de todo tipo. Se gestiona desde el teléfono móvil, en el que aparecen todos los dispositivos del usuario activos y asociados al servicio, ya sea un ordenador, una consola de videojuegos, un televisor o el material contenido “en la nube”. La aplicación permitirá la reproducción de esos contenidos en cualquier dispositivo DLNA detectado por el móvil.

Codo a codo con el usuario final

Aunque Skifta sea probablemente el mayor exponente del creciente acercamiento de Qualcomm al usuario final, no es el único desarrollo de la compañía que sigue la misma línea. De hecho, Qualcomm posee su propio sistema operativo móvil, Brew mp y cuenta con productos como Vive, una red social basada en las recomendaciones de los usuarios, el servicio de mensajería instantánea Qilroy basado en la localización del usuario, Neer, que permite compartir la ubicación del usuario con sus amigos, o Xiam, una plataforma que permite discriminar el contenido promocional que se ofrece a los usuarios móviles.Por último, cabe mencionar el esfuerzo de la compañía para apoyar el desarrollo de los productos de realidad aumentada. En este terreno, Qualcomm ofrece un paquete de desarrollo de aplicaciones de realidad aumentada optimizado para el uso de chipset Snapdragon y hasta ha abierto un concurso de desarrollo de aplicaciones que repartirá hasta 155.000 euros en premios.