La compañía QNX, creadora de sistemas operativos en tiempo real, va a dejar disponible una gran parte del código fuente de su sistema operativo Neutrino. De esta forma los desarrolladores sólo deberán pagar por el sistema si comercializan un equipo que use dicho sistema operativo junto con las modificaciones que hayan realizado al mismo. Sin embargo partes importantes del sistema, como el núcleo del mismo, continuarán siendo información propietaria de QNX.