Partes incompletas del código fuente de ambos sistemas operativos “han sido puestos a disposición de todos ilegalmente en Internet”, según Tom Pilla, portavoz de Microsoft, quien añade que la compañía desconoce de dónde procede la filtración, pero ya se ha puesto en contacto con el FBI.

La compañía no sabe, por el momento, qué impacto podrá tener en los usuarios de ambos sistemas.

El código de fuente es un código precompilado en forma de líneas de texto legibles, generalmente con comentarios. Puede ser compilado en el código que funciona pero no se lee. El código de Windows en los PC de los usuarios es todo el código compilado.

Una abertura del código de fuente de Windows -una mezcla del ensamblador, del código de C y de C++ - podría exponer a los usuarios a un mayor número de ataques piratas porque facilitaría el camino a los hackers hacia agujeros en los sistemas operativos. Eso también podría significar que el secreto tan bien guardado por Microsoft sobre su propiedad intelectual dejara de serlo.

La filtración del código podría provocar el aumento de nuevos ataques a sistemas que corran sobre Windows 2000 y Windows NT.

Aunque estos sistemas operativos son ya antiguos, aún son ampliamente utilizados y forman la base del actual Windows XP.

www.microsoft.com