Los tres nuevos proyectores de NEC incorporan un sensor de gravedad que corrige automáticamente la posible distorsión vertical de la imagen (keystone). Un chip de gravedad detecta el ángulo de proyección y es capaz de corregir la distorsión de la imagen. Los tres modelos, VT460, VT560 y VT660, incluyen conectores para RGB, Vídeo y SuperVídeo separados, lo que permite la conexión simultánea de hasta tres señales de vídeo distintas, ya sea DVD, videocámaras o grabadoras de VHS. Asimismo, cada proyector incorpora un zoom de enfoque corto para proyectar grandes imágenes a distancias cortas, incluso en espacios reducidos.

El primer modelo, VT460, presenta una resolución de 800 x 600 píxeles y una luminosidad de 1.500 lúmenes ANSI, mientras que los modelos VT560 y VT660 tienen una resolución de 1.024 x 768 píxeles, a un nivel de luminosidad de 1.300 y 1.700 lúmenes ANSI respectívamente. Los proyectores no superan los 2,9 Kg de peso, y llegan a un nivel de ruido de 32 decibelios, según el fabricante japonés. Los tres modelos saldrán al mercado durante este mes a un precio aún no determinado.

Tel: 902 100 907

www.nec.com